A vino nuevo, odres nuevos (Mc 2, 18-22)

Esta es una de las primeras citas que uno lee cuando entra a los foros del Ágora Marianista, uno de los mejores portales católicos de la red de redes. Hoy quiero dar gracias en mi oración por ellos.

Para alguien que toda su vida ha estado rodeado, trabajando y compartiendo misión con los escolapios, como yo, ha sido agua fresca meter la cabeza en otro hogar y olisquear el olor que produce otra leña en el mismo fuego de Cristo. Llegué a los foros buscando algo y encontré otra cosa. Encontré, ante todo, personas. Si internet no es capaz de trascender lo virtual vale para poco. Y eso está en la mano de los navegantes, no de la tecnología: ésta tiende el puente, uno decide cruzarlo. Yo decidí hacerlo y descubrí seguidores de Jesús y hermanos en la fe. Personas distintas y únicas y, a la vez, muy parecidas a mi, a mi comunidad, a lo que conocía.

Hoy mi oración es una profunda acción de gracias. Gracias por seguir creyendo en las personas. Gracias por seguir apostando por los encuentros, por lo desconocido, por lo arriesgado. Gracias por seguir buscando y encontrando. Gracias por el progreso y sus buenos frutos. Gracias por cada uno de los que Ágora ha traído también a mi vida. Gracias por los escolapios, por los marianistas y por todos aquellos que han decidido apostar por un seguimiento radical a Cristo. Gracias por las pequeñeces, por las imágenes, por las canciones, por los debates, por las dudas, por el enriquecimiento mutuo…

Un abrazo fraterno

agora.gif

1 comentario
  1. Noe
    Noe Dice:

    Gracias Santi por recordármelo…

    A veces pienso que si alguien ajeno asomase la cabeza por nuestro particular rinconcito en internet fliparía bastante. Por esa cafetería virtual que tantas lagrimas ha ayudado a calmar y que tantas sonrisas ha «escuchado». por esos debates que unen, y enseñan…y generan tantas opiniones. Por esos recursos compartidos…

    Doy gracias contigo por tanto y tan bueno, y también doy gracias por haberte encontrado en esa bendita casa.

    Boas noites galleguiño saleroso.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *