Para siempre #fidelidad

Firme es su misericordia con nosotros,
su fidelidad dura por siempre.

¿Cómo voy a entender? #guía

Preciosa la primera lectura de hoy, el pasaje de Felipe y el eunuco del libro de los Hechos. Éste último me recuerdo a tanta gente que estudia la Biblia, lee documentos de la Iglesia, intenta tener fe y creer pero no entiende nada, no lo consigue.

El entendimiento es un don, la fe también. No se consigue a base de estudio, de voluntad, de formación; aún siendo todo esto muy importante. Se necesita al Espíritu que da vida a lo que uno lee, a lo que uno estudia, a lo que uno accede, a lo que uno quiere creer. Y muchas veces esa voz del Espíritu viene mediada a través de otras personas, de nuestros pastores, obispos, sacerdotes, catequistas, profesores, personas concretas que nos dan luz sobre nuestras oscuras lagunas.

Gracias días por las personas que han sido guía para mí. Ayúdame a ser guía para otros.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Él hace, no yo #Diosenmí

Juan, Juan, Juan… y sus pasajes enrevesados. Y al final, me encuentro con una frase que hoy me dice muchas cosas: «El Padre, que permanece en mí, hace sus obras».

Porque a veces pierdo esto de vista. Pienso que soy yo, con mis capacidades, mis dones, mi inteligencia, mi creatividad… Y no, no es así. Es el Padre el que lo hace todo en mí. Yo sólo tengo que dejarme, abrir la puerta, mi corazón y llenarme de Él. Parece fácil aunque no siempre lo es. Nos encanta creer que somos pequeños diosecillos…

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Hambre y sed #yosoyelpan

¿Es posible valorar un simple trozo de pan cuando uno nunca ha sentido la punzada del hambre en su cuerpo? ¿Es posible valorar un simple chorro de agua, en una fuente, cuando uno no ha sentido en su boca reseca el dolor de la sed?

Jesús se nos presenta como el alimento y la bebida que quita para siempre el hambre y la sed pero ¿cómo traducir esto hoy en una sociedad occidental que no conoce qué es eso? Comer y beber son necesidades básicas fundamentales, sin las cuales no podríamos vivir. Igual que el amor, el hogar, la compañía…

Pensemos en aquello que cada uno experimentamos como ausencia en nuestra vida, algo que no duela en el corazón, y ahí, en eso, busquemos a Jesús. Él cubrirá ese hueco.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Nosotros esperábamos que él… #emaús

Fiesta en el infierno. Así se titula la última canción de Fangoria que podéis ver aquí. Fiesta en el infierno es la que tiene lugar mientras estamos de vuelta en nuestra vida, cabizbajos, resignados, decepcionados, con las expectativas incumplidas de nuestros grandes sueños, con una imagen del Dios en el que creíamos por los suelos… Fiesta en el infierno cuando la tristeza consigue que dejemos de creer en el amor.

Pero ahí, en medio de nuestros ruidos mentales y de nuestras heridas en el corazón, ahí justamente, se nos presenta el Señor, interesado por nuestros desvelos y sufrimientos y haciéndonos mirar atrás da sentido a una vida en la que su huella de amor infinito siempre está presente.

Nosotros esperábamos que él… y resulta que la felicidad y la plenitud van de otra cosa y que sólo se alcanzan en compañía de otro.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

¿Cansado? A veces… #venidamí

A veces me canso de no hacer lo que me gustaría, de sentirme agazapado y con las alas a medio abrir. A veces me canso de volar y otras, de pisar demasiado tierra firme. A veces me canso de servir y también de dar. A veces me canso de mí y aquí sigo.

A veces me canso, Señor, pero Tú sigues ahí. Voy.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

El Señor es mi luz #sinmiedo

El salmo de hoy es precioso. Pero, ¿soy capaz de afirmar lo que dice con convencimiento? «El Señor es mi luz», «El Señor es la defensa de mi vida»… Palabras mayores.

Yo intento vivir desde ahí. Tengo ese don. Y la vida es infinitamente más sencilla y menos preocupante. No se trata de no hacer nada sino de vivir, de tomar decisiones, de intuir, de escuchar, de rezar, de optar… pero siempre sabiendo que el Señor me cuida. Y además, si le dejo ser luz, la oscuridad siempre es iluminada por Él.

Puede que la luz ilumine rincones que preferimos mantener a oscuras, pero, si es así… ¿qué sentido tiene todo esto? Aspiremos a la Vida en mayúsculas y no nos conformemos con pequeñeces.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

#Obedecer a Dios antes que a los hombre

Pues vivimos unos tiempos en los que nos vamos a encontrar a menudo con esta tesitura, porque obedecer a los hombres significa, a veces, ir en contra de lo que trae el Reino de Dios a la Tierra.

Por lo de pronto, obedecer ya no nos resulta fácil. Es un verbo obsoleto, de cuando se maltrataba a los niños en la escuelas y las mujeres no movían un dedo sin que lo supieran sus maridos. Es un verbo marcial. Cualquier día lo quitamos del diccionario por atentar contra las libertades adquiridas con tanto sufrimiento. Lo curioso es que yo a mis hijos les pido que me obedezcan unas cuantas veces y yo obedezco también a mis superiores, por ejemplo.

Si me apuráis nos gusta obedecer al mundo, incluso, y nos plegamos a lo que nos imponen culturalmente, estéticamente, económicamente, socialmente… pero a Dios se lo cuestionamos todo.

Señor, dame valor para no abandonarte nunca, para seguir tus pasos y para obedecer tu Palabra.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

No soy yo el que sabe #eselEspíritu

¿Cómo ser testigo? ¿Cómo predicar el Evangelio? Lo cierto es que Pablo me ha hecho pensar hoy con su carta a los Corintios. Miedo, debilidad y… Espíritu. Curioso, sin duda. Hoy podríamos tacharlo de poco preparado, de imprudente, de iluminado… No sé…

Demasiadas veces pensamos que esto de ser evangelizador es algo «profesional» y está claro que la voluntad sola no sirve. Pero esta «profesionalidad» muchas veces ahoga lo más importante: el Espíritu. Cuando acabo por creerme que YO soy el que habla, que YO soy el que transforma, que YO soy el que convence, que YO soy el que sabe; acabo por olvidar que es ÉL el que lo hace todo.

Gracias Pablo.

Un abrazo fraterno – @scasanovam