El Señor es la roca (Is 26, 1-6)

No consiste en rezar mucho sino en tener a Dios como centro de discernimiento familiar. Toda decisión, toda motivación, toda acción orientada a lo que pensamos y creemos es su voluntad. Es construir sobre roca.

Porque vienen vientos y lluvias. Porque cada etapa trae alegrías y dificultades. Porque ser padre es complicado. Porque la convivencia a veces es difícil. Porque los trabajos hay días que son insoportables. Porque no siempre uno está contento con uno mismo. Porque hay cosas que parece que nunca van a salir. Porque la casa se mueve. Sí, se mueve. Y se moverá. Y no hay que asustarse. Es la vida. Lo importante son los cimientos. Nosotros creemos irlos construyendo de buen material. Y por ahora nos va bien…

Un abrazo fraterno

1 comentario
  1. mambre
    mambre Dice:

    Cuánto me alegro de familias con discernimiento, cristianos que caminan y ven implicada y relacionada su vida con el Evangelio.
    Es un gran gozo poder compartir con vosotros.

    La Palabra de hoy es sabrosa, jugosa, con miga. Isaías es mensajero del Reino. Que el Espíritu nos ilumine con su ciencia, piedad, fortaleza, sabiduría, consejo, valentía, y temor.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *