Gustad y ved (Sal 33)

Me gustan estas palabras- A veces parece que «los sentidos» y Dios son incompatibles, que el pecaminoso cuerpo no consigue llegar al nivel del espíritu.

El salmo me recuerda hoy que Dios también habla por mis sentidos, también se hace conocer a través de ellos. Una profunda acción de gracias me embarga: gracias por ver, gracias por oír, gracias por saborear, gracias por sentir, gracias por oler la fragancia maravillosa de la vida.

Un abrazo fraterno

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *