Lepra moderna (Lc 5,12-16)

Una de las razones por las que las personas, sobre todo en Occidente, se han ido alejando de Jesucristo, de la Iglesia y de Dios es que piensan que no necesitan ser salvadas. En este mundo tan aparentemente bueno, donde nos gobierna el bienestar y la seguridad, ¿qué pinta un tal Jesús rescatándonos de no se qué sitio?

Esta tal vez sea la lepra moderna: la soberbia existencial, la creencia de que yo controlo mi vida, de que no soy criatura sino casi Dios, de que todo es relativo, de que la verdad no existe y de que yo sólo me valgo, gracias además a la ciencia y la tecnología actuales.

Pues necesitamos ser limpiados, como el leproso, de esa enfermedad que, al final, nos hace tan vulnerables y tan infelices y nos sume en una profunda soledad e insatisfacción. Límpiame Señor, si quieres. Sí, lo necesito.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *