MR 99

Aquella foto en tu mesilla llamó mi atención. Tus brazos se enredaban en su cuello y ambos mirabais, con cierta nostalgia, al objetivo. Sin tiempo para seguir husmeando en tu pasado, saliste del baño y me besaste.

Olvidé que tenías un pasado y que nuestro futuro se jugaba en aquellos minutos de pasión. Olvidé que el mundo giraba y que los periódicos de mañana abrirían con las mismas noticias que hoy. Olvidé todo lo que no valía la pena, las miles de tonterías en las que gastamos tiempo y preocupaciones. Olvidé quién era y di rienda suelta a mi anhelo de sentirme amado.

Olvidé que, tal vez mañana, seguiría solo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *