Porque ha amado mucho… (Lc 7, 36-50)

Los pecados le quedan perdonados… porque ha amado mucho.

Y me acuerdo de un pasaje del «Manual del Guerrero de la Luz» de Paulo Coelho:

«Un grupo muy grande de personas está en medio de la carretera, impidiendo cruzar el camino que lleva al Paraíso.

El puritano pregunta:

– ¿Por qué los pecadores?

Y el moralista clama:

– ¡La prostituta quiere tomar parte en el banquete!

Grita el guardián de los valores sociales:

– ¡Cómo perdonar a la mujer adúltera, si ella pecó!

El penitente rasga sus ropas:

– ¿Por  qué curar a un ciego que sólo  piensa en su enfermedad y ni siquiera lo agradece?

Se subleva el asceta:

            – ¿Cómo dejas que la mujer derrame en tus cabellos una esencia tan cara? ¿Por qué no venderla y comprar comida?

Sonriendo, Jesús aguanta la puerta abierta. Y los guerreros de la luz entran, independientemente de la gritería histérica.»

Amor. Por eso se nos juzgará.

Un abrazo fraterno

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *