¡Portones! Alzad los dinteles… (Sal 23)

La reflexión de hoy va a ser un poco distinta… Pero es que según lei el Salmo me vino la música a mi boca y también a mi corazón, la música y la voz de Juan Luis Guerra. Hace poco descubrí el disco de música espiritual que tiene publicado Juan Luis Guerra (desconozco si tiene más de uno es este estilo) y lo cierto es que me encantó. Hay una canción que es este salmo que nos toca hoy. Se entremezclan las trompetas, los tambores, la aterciopelada voz de Juan Luis Guerra, la alegría de una fe viva, la modernidad de unas formas nuevas, la sensibilidad que sólo es capaz de despertar la música.
guitarra.JPG
Sé que hoy es el día de la presentación del Señor pero sólo quiero darle gracias por esa alegría profunda que desde mis sentidos inunda todo mi ser. Pese a los problemas del día a día, pese a las incertidumbres, pese a los bajones, pese a las decepciones, pese a las dudas, pese a los silencios… mi fe tiene una banda sonora alegre, desgarbada, contagiosa…

¡Portones! ¡Corazones! ¡Mentes! ¡Sentidos! ¡Abrios todos de par en par! ¡¡Llega el Señor!! ¡¡Nuestro Dios!! ¡¡Nuestro Salvador!! Na na nanananana nanana…

Un abrazo fraterno

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *