Una historia de Adviento: Capítulo 17

Sofía se mira al espejo y sonríe. Con suavidad, su palma de la mano acaricia sus mejillas, sus ojos, su frente, sus labios. Ya no hay rastro de los golpes desde hace semanas pero hoy es el primer día que se da cuenta. Hoy es la primera mañana en la que se ha buscado tras salir de la ducha. Su cuerpo está desnudo. «Contempladlo, y quedaréis radiantes, / vuestro rostro no se avergonzará«. La edad y la vida no pasan en balde y aunque no se ve «guapa» se contempla digna, hermosa en su dignidad de mujer que está ganando una batalla más.

– Pasa – responde Sofía tras oír que llamaban a la puerta.
– Soy yo. – dijo Fatima asomando su cabeza. – ¿Puedo pasar?
– Sí, claro.
– ¿Qué haces? – preguntó Fátima arrugando las cejas.
– Mirándome. Con-tem-plán-do-me. – respondió Sofía sin girar la cabeza y mirando a su acompañante a través del espejo. – Deberíamos mirarnos más, ¿sabes? Mirarnos con más amor. ¿No dicen que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios? ¿Qué coño hacemos buscándolo en tantos sitios? Aquí está. Lo tengo delante. Este es su pesebre, su portal, su establo. No es el mejor alojamiento. Ni el más cómodo. Ni el más hermoso… Pero es el mío. Lo único que tengo.  – Sofía comenzó a llorar y la voz empezó a quebrarse sin que ella tuviera la menor intención de parar. – He sufrido mucho y también he hecho mucho daño. No soy la persona más buena del mundo. Él lo sabe. No tengo ni idea de qué va a ser de mi vida cuando salga de aquí. Pero deseo con todas mis fuerzas que Jesús venga a nacer aquí, en mi. Y que no se vaya nunca más.

«Aquel día no te avergonzarás de las obras con que me ofendiste, porque arrancaré de tu interior tus soberbias bravatas, y no volverás a gloriarte sobre mi monte santo. Dejaré en medio de ti un pueblo pobre y humilde, que confiará en el nombre del Señor»

Fátima la abrazó por detrás. Y la miró a través del espejo. Y en sus ojos contempló la fe. Y entendió. «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios.»

Continuará…

espejo

4 comentarios
  1. mambre
    mambre Dice:

    Feliz Navidad y Año Nuevo. Espero que estos días hayas disfrutado de tu familia y de tu comunidad. Un saludo a todos. Nos veremos pronto.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *