Dios ama a sus elegidos y cuida de ellos (Sabiduría 2, 23-24; 3, 1-9)

Leer esta frase de Sabiduría inyecta en mi de todo. Es como si me metieran un chute de alegría y de confianza. Me alegro al oirlo. Me siento libre. me siento amado. No es algo cerebral. Me siento así. Esta Palabra es de las que son pilar de mi vida. Cada uno contruye sus vidas sobre unos pilares, todos los tenemos. Es aquello que te sostiene, sobre lo que te haces fuerte, sobre lo que te levantas… Para mi esta confianza en el amor personal de Dios hacia mi es un pilar, algo que si se cae… se viene mucha casa abajo.

¿Qué otros pilares tengo? Seguiré profundizando…

Un abrazo fraterno

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.