La vida se manifestó y nosotros la hemos visto (I Juan 1,1-4)

Me escapo 5 minutos de mi trabajo para poder hacer 2 minutos de oración y compartir con mi comunidad la Palabra de hoy. Y me encuentro con este pasaje de la primera carta de Juan que me suscita algo difícil de describir: es como si el escritor usara palabras salidas de lo más hondo de mi corazón: la vida se manifestó en mi vida muchas veces y yo lo vi. Al final es de eso de lo que hay que dar testimonio: de la vida que se manifiesta cada día, del resucitado que se cruza en nuestro camino y en el delos demás en formas diferentes, bajo distintos rostros y aprovechando diversas circunstancias.

En mi familia ésto es ahora más palpable quenunca. La llegada del tercer heredero, del pequeño Juan, vuelve a traer a primera fila toda la grandeza de Dios y de la capacidad creadora del hombre y del amor.

Y me acuerdo de un artículo compartido que lei hoy acerca de la Navidad y la vida… ¿casualidad?

Un abrazo fraterno

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.