MR 104

Frente a la crisis, esperanza.

Frente al telediario, un facebook lleno de buenas noticias.

Frente a la Merkel, los ojos tiernos de mi hija.

Frente a los bancos, una Iglesia que da sin pedir a cambio.

Frente al pesimismo, un amarillo chillón vestido de oportunidad.

Frente a la soledad, la mano firme de un amigo, por muy desconocido que sea.

Frente al deshaucio, una puerta abierta en mi casa.

Frente a la polémica estéril, un consenso en lo fundamental.

Frente a la preocupación constante, música y un baile compartido.

Frente al miedo, una apuesta arriesgada y confiada por la vida.

Frente al consumismo voraz, un corazón pobre que guarda y medita.

Frente a las siglas, los nombres propios.

Frente a los índices bursátiles, una escucha sincera de tu historia, que es la mía.

Frente al estado de bienestar, un mundo en el que NADIE muera de hambre.

Frente al borreguismo, una candela única e irrepetible como firma.

¿Frente a ti? No, contigo.

Frente al futuro inexistente, el hoy concreto y finito.

HOY PUEDO. HOY ES EL PUNTO DE PARTIDA. HOY SERÁ MI PRIMER DÍA. Y MAÑANA TAMBIÉN. Y EL RESTO DE MI VIDA.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *