Adviento 2013 – #Microrrelato día 18

– Las cosas no van bien. Cuando nos casamos, mis expectativas eran otras. Ahora todo es distinto. Nos queremos pero hay cosas que, después de tantos años, no consigo entender de ella. Hay aspectos en los que, obviamente, no somos compatibles…

– Eso pasa muchas veces, no tienes que desesperarte.

– Pero sólo viviré una vez… Estoy pensando en pedirle el divorcio. Creo que me merezco algo mejor, algo que me haga feliz, que me ilusione…

– No lo hagas. Permanece fiel y firme a tu compromiso aún no entendiendo muchas cosas. Las respuestas a veces tardan en llegar y no es felicidad todo lo que reluce. Quédate a su lado y preocúpate más de su felicidad que de la tuya. Estoy seguro que si lo haces así, algo nuevo nacerá que traerá paz y salvación a vuestro matrimonio.

matrimonios-fraudulentos-4

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *