Una oración distinta pero llena de Dios

Aacabo de llegar a casa de mis padres, en Coruña. Estoy aquí trabajando y estoy sólo con mi hermano. En Coruña, el mes de agosto es un mes de fiestas y aunque me encantaría estar al lado de mi mujer y mis hijos considero que no podemos perder un minuto en lamentaciones y que cada segundo que Dios nos regala es para disfrutarlo y ser felices.

Nena Daconte tocaba hoy en María Pita. La plaza estaba llena de adolescentes y familias enteras. Padres entregados y niños pequeños esperando ese «tenía tanto que darte…» que tanto ha calado en España.

Bailé. Canté. Disfruté del concierto y de estar allí, en mi casa, en mi tierra natal, con mi gente, escuchando música en directo… y me sentí cerca de Dios. Cerca de Dios en la alegría, en el descanso, en mi estar en casa, en la felicidad momentánea… Y me acordé de Él y le mandé un SMS a mi mujer diciéndole que ojalá estuviera a mi lado.

ScreenShot219

Creo que fue una oración muy hermosa.

Un abrazo fraterno

2 comentarios
  1. CECI
    CECI Dice:

    y de repente se te llena el pecho de mucho amor ¿verdad? tanto, tanto que a mi a veces me dan hasta ganas de llorar… disfruta que te lo has merecido…

    Responder
  2. TeSs
    TeSs Dice:

    Paz y bien Santi,

    Me alegro de que disfrutes de tu gente, de tu tierra, de sus fiestas…
    No sabes cómo me emociona leerte, ver en ti y los tuyos ese ejemplo de familia comunicativa, que intenta construir una base sólida, apoyados en la verdadera Roca. En serio, para mí sois un ejemplo, y doy gracias, porque necesitaba un ejemplo como el vuestro en mi vida, para derribar muchos prejuicios.

    Si Dios quiere, nos veremos prontito.

    Abrazote,

    TeSs

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *