Día de Reyes, día de adorarLE (Mt 2, 1-12)

Los Reyes Magos, por muy Reyes, muy magos y muy sabios que sean, no hacen otra cosa más que postrarse ante ante El Salvador hecho niño. Preciosa actitud la de estos hombres. Ese debe ser el verdadero sentido del día de hoy. Alegrarnos con los regalos no debe hacernos olvidar que todo lo recibido debe ser puesto a los pies del Regalo en mayúsculas, del único capaz de ser la Alegría verdadera.

Hoy iremos toda la familia a misa, pese a la protesta de los niños, porque es la mejor manera de ir adquiriendo desde pequeños esa actitud de los Magos, esa convicción de saber dónde está El Centro de la vida.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *