Dios me habla. Y da vértigo… (Jeremías 1, 17-19)

Releo y releo…

Lectura de cabecera para mi esta de Jeremías y toque de atención, revolcón… antes todo eso que me da tanto miedo como para seguir dilatando el descubrir si es Dios quien me llama.

Releo y releo. Poco más puedo decir hoy. Releo, escucho, contemplo.

«Cíñete los lomos, ponte en pie y diles lo que yo te mando.
No les tengas miedo, que si no, yo te meteré miedo de ellos. 
Mira; yo te convierto hoy en plaza fuerte,
en columna de hierro, en muralla de bronce, frente a todo el país:
frente a los reyes y príncipes de Judá, frente a los sacerdotes y la gente del campo. 
Lucharán contra ti, pero no te podrán,
porque yo estoy contigo para librarte.» Oráculo del Señor.»

Un abrazo fraterno

pedir (WinCE)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *