Dios no lo ve (Salmo 93)

El pueblo está oprimido y el Señor no lo ve…

Ésta ha sido una queja permanente del pueblo de Dios cuando las cosas se tuercen, cuando las desgracias acontecen, cuando no entra en nuestro entendimiento que Dios haya decidido permitir tanta maldad… que permita, esto es lo más grave, que el justo y el bueno sea vapuleado por el malvado y el injusto.

Difícil de entender. Es verdad. Miro a mi alrededor y hay tantas, tantas cosas que no comprendo… Sólo me queda la fe. Perseverar en ello cuando no tengo mucho más. Y creerme a pies juntillas la promesa del salmo:

Porque el Señor no rechaza a su pueblo,
ni abandona su heredad:
el justo obtendrá su derecho,
y un porvenir los rectos de corazón

Un abrazo fraterno

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.