El Señor es Rey (Salmo 95)

Señor, Tú eres el Rey de mi vida.

0 comentarios
  1. piracetam
    piracetam Dice:

    VV. 1-3. La confianza domina enteramente el salmo, suena al principio en boca del salmista, y al final, en boca de Dios. Esta confianza vence el temor humano: de lo más terrible que tiene el hombre, su carácter de «bestia», o su crueldad en la guerra (homo homini lupus, el hombre, un lobo para el hombre). La confianza en Dios es el valor del humilde.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *