La mentira del Rey (Mt 2,1-12)

La mentira de los políticos es algo que viene de lejos. Aquellos Magos que venían del lejano Oriente, al llegar a Jerusalén, con buena fe, se acercaron a la corte de Herodes a presentarse y a preguntar por el nacimiento del Mesías. Herodes se sintió amenazado y se colocó a la defensiva. Luego trató de manipularles y les mintió.

No ha cambiado tanto el panorama desde entonces. La política pasa por momentos críticos y pierde su ser cuando se olvida de aquellos a los que sirve para sólo centrarse en el poder de aquellos que gobiernan. Herodes fue uno de los primeros populistas: se vistió con piel de cordero y le dijo a los Magos que volvieran a decirle dónde había nacido ese Mesía para ir también a adorarlo.

¿Con qué me quedo en este día, y en estos días convulsos políticamente hablando? Con la actitud de los Magos que, una vez más, nos marcan el camino. ¿Cómo actuar ante nuestros políticos, nuestros sistemas políticos?

  1. No perdiendo el centro de nuestro caminar. Jesús es nuestro centro y a Él es al único al que debemos adorar.
  2. No poner nuestras esperanzas en los poderes del mundo ni en sus ideologías, sino más bien estar atentos a las «estrellas» que nos iluminan en nuestro peregrinar.
  3. No perder la alegría.
  4. Ofrecer lo mejor que tenemos. No mirar atrás ni perder tiempo criticando ni comentando la jugada de unos y otros. Estar dispuestos a poner nuestros dones en juego, al servicio de otros.
  5. Rezar y escuchar para saber ser ciudadanos que sepan vivir en el mundo que les toca. Tal vez no se trata de montar revoluciones sino, más bien, saber retirarse y caminar sin plegarse ni claudicar.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *