¿Sembrar o preparar el terreno? #buenapregunta

Leo el Evangelio de hoy y algo se me queda en el aire, en el corazón, dando vueltas. ¿Dios me llama a sembrar? ¿Y qué pasa con esos terrenos llenos de zarzas, de piedras, qué pasa con esa tierra que nunca recibirá la semilla como debe? ¿Quién se encarga de esos terrenos?

Me queda la duda de si, como evangelizador y testigo, debo asumir que eso no es parte de mi tarea y de que lo que yo tengo que hacer es sembrar y Dios dirá o si, por el contrario, otro debe sembrar y yo estoy llamado a coger azadón, guantes y herramientas varias para quitar piedras, limpiar hierbajos y procurar fertilidad en terrenos muertos.

¿Se pueden hacer ambas cosas? ¿Sobre el mismo terreno?

Tengo que reconocer que me inquieta esta pregunta… Que el Señor me dé luz.

Un abrazo fraterno

DSC_3132

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *