Disfrutemos del amor recibido (Mt 3, 13-17)

Se acabó la Navidad. Leí hace unas horas un meme en Facebook que proponía, desde el sarcasmo, acabar con el simulacro navideño de solidaridad, paz y belleza. Todo vuelve a su curso. Y vuelve con el Bautismo, para recordarnos que es posible que ese simulacro del que hablan algunosde, deje de serlo.

Como bautizado, ya he sido tocado por la caricia del Padre; ya se me ha dicho que soy amado y que el Padre se complace en mí. Disfrutemos de esto. Gozemos. Saboreemos este amor. Si lo hacemos, sin duda, todo cambiará. Él nos cambiará.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *