Todavía… (Jr 31,1-7)

“Todavía te construiré y serás reconstruida, Doncella de Israel;
todavía te adornarás y saldrás con panderos a bailar en corros;
todavía plantarás viñas en los montes de Samaría, y los que plantan cosecharán.”

Qué fuerza tiene la palabra TODAVÍA en la boca del profeta. Qué fuerza tiene el AMOR de Dios para quién siempre estamos a tiempo. El que nunca se cansa. el que nunca desfallece. El que nunca cierra. El que nunca desespera. El que nunca rechaza. El que todavía…

Todavía hay tiempo de vivir mejor, de apostar por lo que eres y por lo que sueñas. Todavía hay tiempo para darle un giro a la vida y no vivir por defecto lo que te toca. Todavía puedes llevar mejor la realidad y ser paciente con ella y contigo. Todavía puedes dejar eso que te hace daño y buscar aquello que es bueno para ti. Todavía hay tiempo para no rendirse y darle la vuelta a la tortilla. Todavía pueden volver las sonrisas de la mañana y de la noche. Todavía los abrazos vuelan esperando que los agarres. Todavía la humanidad puede entenderse y construir un mundo más fraterno. Todavía podemos darle la vuelta al daño realizado y repararlo. Todavía se puede pedir perdón y ser perdonado. Todavía puedes decir te quiero a quien se lo has negado tanto tiempo. Todavía…

Un abrazo fraterno – @scasanovam

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *