Yo también soy un poco Herodes (Marcos 6, 14-29)

Herodes está perfectamente retratado en «Jesucristo Superstar». Un payaso. Un mindundi. Un don nadie. Un vendido. Un débil. Un mediocre. Seducido fácilmente. Temeroso de hacer frente a sus incoherencias, a su pecado. Esclavo de su posición.

Herodes. Incapaz de dar un paso adelante. Incapaz de tomar el mando de sí mismo. Incapaz de dar un giro a su perversión. Incapaz de convertirse. Circense. Vacío.

Yo también tengo mi parte herodiana. En mi también vive Herodes. Esta Cuaresma llega una nueva oportunidad para seguir purificando ese Herodes que no desaparece del todo…

Un abrazo fraterno

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *