Retirarse (Mc 3,7-12)

Sí, Jesús se retiraba.
Sí, Jesús buscaba momentos de silencio.
Sí, Jesús buscaba y tenía momentos de oración personal.
Sí, Jesús buscaba momentos y espacios de soledad.
Sí, Jesús supo valorar el descanso.
Sí, Jesús nos enseñó que la misión sin oración se convierte en otra cosa.

Busquemos también esos momentos. Paremos. Frenemos nuestra actividad diaria. Eso no menoscaba la misión. A mayor necesidad del prójimo, a mayor muchedumbre que nos necesita; mayor es nuestra necesidad de coger fuerzas, de sabernos enviados por el Padre, de descubrir que le necesitamos, de purificar nuestras intenciones. de hacer silencio. No nos dé miedo.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *